jueves, 26 de septiembre de 2013

PASTA CASERA



Ayer tenía mono de hacer pasta casera y me puse manos a la obra.
Es algo muy sencillo, simplemente 100 gr de harina y un huevo por cada comensal. Se amasa muy bien y no hace falta dejarlo reposar. Posteriormente hay que extenderlo con la ayuda de la harina y el rodillo y dejarlo muy muy fino. Una vez terminado se va envolviendo desde los extremos hacia el centro y, después, con un chuchillo podemos cortarlo como si cortáramos un calabacín en rodajas. Se echa en una olla con agua y sal unos 5 minutos (según el punto que nos guste)
¿A que es fácil? Merece la pena vivir la gratificación de hacer una misma su propia pasta. Y es algo que queda muy bien cuando invitas a gente a comer.
Utilicé una salsa de tomate y verduritas muy rica, lo decoré con orégano y queso parmesano.



No hay comentarios: